Historia

Sentirá la fuerza de 500 años de historia.

La Possessió (así se llaman las fincas con tierras de labranza en Mallorca) de Sa Cabana, está documentada por primera vez en el año 1578, en el vecino término municipal de Alaró.

A pesar de que la propiedad ha ido pasando de familia en familia, siempre se han cultivado las tierras y se ha mantenido el vínculo con la producción agrícola. Así, desde años atrás y hasta hace pocos años siempre fue una explotación agrícola, en la que los almendros, los algarrobos y las higueras se han ido mezclando con campos de cereales y también con el que es el árbol estrella de la zona: la vid.

A día de hoy se mantiene el cultivo del almendro y la vid, y una parte del jardín tiene la vegetación típica de la zona con monte bajo, de forma que se ha respetado el ecosistema. El resto del jardín se ha plantado de la forma más sostenible posible, de forma que se respira el mismo ambiente desde hace 500 años.

La reforma

Transformar historia en sofisticación

Para la reforma de turismo rural Sa Cabana hemos confiado en un reputado interiorista que se ha encargado hasta del más mínimo de los detalles de la decoración. Los muebles están diseñados expresamente y hechos a medida pensando en cada una de las habitaciones, decoradas con un estilo moderno de líneas límpias, para que sea funcional a la vez que acogedor.

Las zonas comunes del hotel funcionan como una galería de arte, ya que en él se exponen esculturas y pinturas de diferentes artistas. Ambiente exclusivo decorado con obras de arte Respecto de las construcciones, se han mantenido los edificios previamente axistente y que alojan diferentes dependencias:
  • En la entrada al complejo se ha situado la recepción
  • En el porche se ha construido el bar que, acristalado, tiene vistas al patio interior de piedra que distribuye el espacio según la tradición mallorquina.
  • En el edificio principal (la antigua casa señorial) se han situado la mayoría de las habitaciones, la cocina, se ha rehabilitado la antigua bodega y se ha recuperado el uso de la misma, acogiendo una completa cava de vinos.
  • En los otros edificios que rodean el patio (que eran la vivienda de los encargados y campesinos de la explotación) se han situado más habitaciones, entre ellas las habitaciones para personas con movilidad reducida.
  • El antiguo aljibe circular alberga ahora la piscina, en cuyas paredes unas ventanas conectan e iluminan el SPA que la rodea por la parte inferior.
  • Finalmente, detrás del spa se encuentran el salón de billar y algunos almacenes donde eran las antiguas pocilgas.
Paredes con 500 años de historia que se han convertido en establecimiento perfecto para ser el destacado hotel de turismo rural en Mallorca, en el que estamos felices de atender a nuestros huéspedes para sus vacaciones y con toda la infraestructura necesaria para la organización de eventos.