Sa Cabana Hotel Rural & SPA

Un lugar pensado sólo para adultos: tranquilidad y serenidad.
Confíe en Hotel Rural & SPA Sa Cabana para disfrutar de sus días de vacaciones.

En una construcción del S.XV, sentirá la energía de la tierra labrada durante cientos de años, mientras disfruta de todas las comodidades del S.XXI.

Turismo Rural de 4 estrellas en Mallorca. Tradición y sofisticación en nuestro hotel rural con spa en Mallorca.

Desde agosto de 2012 y después de una larga y estudiada reforma que ha convertido la “possessió” familiar en un exclusivo hotel en Mallorca, trabajamos para conseguir la mayor satisfacción de nuestros huéspedes cubriendo todas sus necesidades, cumpliendo sus expectativas.

La idea de ser un hotel rural dirigido a un turismo de calidad en Mallorca nos ha llevado a rehabilitar la antigua instalación para construir en ella 25 habitaciones de categoría superior con todas las comodidades necesarias para hacer de ellas un auténtico hogar, y dotarlas con los mejores servicios que se puedan desear para unas vacaciones de relax:

Hemos convertido el antiguo estanque en un completo spa con una piscina exterior y solárium de forma circular que le soprenderán por su originalidad y sus maravillosas vistas a la Serra de Tramuntana

Un lugar idóneo en el que descansar escuchando solamente el canto de los pájaros. Viva nuestras raíces a través del turismo rural en Mallorca. Contamos con una sala de billar y un salón de lectura, espacios donde prima la elegancia. En nuestro bar del patio servimos su bebida favorita y platos fríos y snacks.

En el Restaurante CUP, situado en la antigua bodega de la finca, podrá cenar a la carta las delicias de nuestro Chef con una clara apuesta con la comida sana fusionando platos locales con comida internacional. Ponemos también a disposición de nuestros huéspedes una completa carta de vinos de nuestra bodega, tanto de la denominación de origen de Binissalem como de otros sitios de importante producción vitivinícola de la isla y de diferentes zonas españolas en la península. En definitiva, un pequeño establecimiento con todos los servicios que el más exigente de los clientes pueda necesitar.